El nou impost de successions a Catalunya

El proyecto de ley que tiene que modificar el impuesto de sucesiones ya está en el Parlamento. Definitivamente, la eliminación del impuesto para la mayor parte de las herencias ya es casi un hecho, dado que no se esperan muchos cambios en la tramitación parlamentaría.

Los principales cambios son los siguientes

Las reducciones por parentesco se reducen bastante más que un 50% y quedan de la siguiente forma:

Herederos hasta el 31-12-2013 A partir de la entrada en vigor
Hijos  menores de 21 años 275.000 + 33.000 por años de menos de 21 100.000 + 12.000 por años de menos de 21
Hijos

275.000

100.000

Resto de descendientes

150.000

50.000

Cónyuge

500.000

100.000

Ascendientes

100.000

30.000

Colaterales de 2º i 3r grado y ascendientes o descendientes por afinidad

50.000

8.000

Colaterales de 4º y más grado y extraños

0

0

Las reducciones de 275.000,- € para herederos de setenta cinco años o más quedará limitada a los herederos de setenta cinco años o más que sean del grupo II (descendentes, cónyuges y ascendientes).

La bonificación del 99% por los herederos del grupo Y e II (descendentes, cónyuges y ascendientes) aplicable a la cuota del impuesto desaparece para limitarla sólo en el supuesto de que el cónyuge sea el heredero.

Los herederos que sean descendentes o ascendientes tendrán una bonificación variable sobre la cuota que se calculará en función de la base imponible del impuesto: en mayor base imponible, menos bonificación.

Base imponible. Hasta euros Bonificación (Porcentaje) Resto base imponible. Hasta euros Bonificación marginal (porcentaje)
1

0,00

0,00

100.000,00

99,00

2

100.000,00

99,00

100.000,00

97,00

3

200.000,00

98,00

100.000,00

95,00

4

300.000,00

97,00

200.000,00

90,00

5

500.000,00

94,20

250.000,00

80,00

6

750.000,00

89,47

250.000,00

70,00

7

1.000.000,00

84,60

500.000,00

60,00

8

1.500.000,00

76,40

500.000,00

50,00

9

2.000.000,00

69,80

500.000,00

40,00

10

2.500.000,00

63,84

500.000,00

25,00

11

3.000.000,00

57,37

en endavant

20,00

Así, una herencia de padres a hijos por valor de 800.000,- €, la bonificación será del 88’25% de la cuota a satisfacer. El cálculo es el siguiente: {(750.000*89,47% + 50.000*70%)/800.000}.

En una herencia de 5.000.000,- €, la bonificación será del 42’42% {(3.000.000*57,37% + 2.000.000*20%)/5.000.000}.

Pero si el heredero aplica

a)      cualquiera de las reducciones diferentes de la reducción de la vivienda habitual del causante o

b)      las exenciones o reducciones de la ley estatal de modernización de explotaciones agrarias o

c)       cualquier otra que requiera que el contribuyente la solicite y que dependa de la concurrencia de determinados requisitos el cumplimiento de los cuales corresponda exclusivamente a la voluntad del contribuyente

la bonificación variable a la que hemos hecho referencia más arriba se reduce a la mitad, según la siguiente tabla:

Base imponible. Hasta euros Bonificación (Porcentaje) Resto base imponible. Hasta euros Bonificación marginal (porcentaje)
1

0,00

0,00

100.000,00

49,50

2

100.000,00

49,50

100.000,00

48,50

3

200.000,00

49,00

100.000,00

47,50

4

300.000,00

48,50

200.000,00

45,00

5

500.000,00

47,10

250.000,00

40,00

6

750.000,00

44,73

250.000,00

35,00

7

1.000.000,00

42,30

500.000,00

30,00

8

1.500.000,00

38,20

500.000,00

25,00

9

2.000.000,00

34,90

500.000,00

20,00

10

2.500.000,00

31,92

500.000,00

12,50

11

3.000.000,00

28,68

en endavant

10,00

En los ejemplos anteriores, las bonificaciones quedarán reducidas al 44’12% y 21’21%, respectivamente.

Finalmente, se introducen una medida de carácter formal: en los casos de adquisiciones a causa de muerto por miembros de una relación de convivencia de ayuda mutua, se ha eliminado el requisito de acreditar la existencia de la relación mediante la escritura pública de formalización de la relación o acta de notoriedad.

Por último, decir que la previsión de la entrada en vigor de esta ley será al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña. Por lo tanto, no tenemos que suponer que entrará en vigor el día 1 de enero del 2014, salvo que se modifique en trámite parlamentario.