Segur que val la pena complir tots els requisits de l’empresa familiar?

question mark¿Sabes que puedes acabar pagando más en el impuesto sobre sucesiones si aplicas la reducción del 95% del valor de la empresa familiar? Es un despropósito que la aplicación de una bonificación pueda suponer un pago más elevado que el que correspondería si no se aplicara tal bonificación Pues esto es lo que puede pasar a las sucesiones que tienen la mala suerte de pagar impuestos en Cataluña. Calculad, pues, cuál va a ser el coste de la herencia que dejaréis o que recibiréis y comprobad que realmente la bonificación de la empresa familiar sea un beneficio en el impuesto de sucesiones.

¿Por qué pasa esto? Pues porque la ley establece que la bonificación establecida en herencias a favor de ascendientes o descendentes se reducirá a la mitad cuando el heredero opte por aplicar la reducción del 95% prevista para la adquisición de la empresa familiar (o cualquiera otra reducción salvo la de la vivienda habitual). La reducción del cónyuge no se ve afectada por esta medida y tendrá, en todo caso, una bonificación del 99%.

Los descendentes o ascendientes tienen una bonificación en la cuota del impuesto de sucesiones del 99% como máximo. En función del importe recibido en herencia, esta bonificación se va reduciendo progresivamente hasta llegar a un 20%.

Pero si esta persona opta por aplicar la reducción de la empresa familiar, la bonificación se reducirá a la mitad, es decir, del 49’5% como máximo hasta un 10% como mínimo. En algunos casos, va a suponer un incremento del impuesto.

Con unos ejemplos se verá más claro:

a) Supogamos una herencia de 1.000.000 € a favor de un solo hijo. La mitad es el valor de la empresa familiar y la otra mitad, efectivo.

Sin aplicar la reducción de la empresa familiar, el heredero pagará 28.485,37 euros. Aplicando la reducción de la empresa familiar, el heredero pagará 36.350,21 euros.

b) Supongamos la misma herencia, pero de 2.000.000 € a favor de un solo hijo. El valor de la empresa familiar es de 500.000,- € y el resto efectivo.

Sin aplicar la reducción de la empresa familiar, el heredero pagará 152.510,00 euros. Aplicando la reducción de la empresa familiar, el heredero pagará 229.803,00 euros.

Como criterio general, si la empresa familiar representa, con diferencia, la parte más importante de la herencia de una persona, la aplicación de la reducción será, sin duda, beneficiosa. Pero a medida que el resto de patrimonio vaya aumentado en relación al valor de la empresa familiar, la diferencia en la cuota a pagar entre aplicar la reducción o no aplicarla irá disminuyendo hasta el punto que la aplicación de la reducción haga aumentar la cuota del impuesto.

Es decir, se penaliza el ahorro En la empresa familiar que ha ido generando riqueza y que se ha materializado en un incremento del patrimonio del causante, probablemente el heredero no aplicará la reducción de la empresa familiar.

También se penaliza mucho más la transmisión de empresas familiares pequeñas y medianas que la transmisión de grandes empresas. Teniendo en cuenta el tamaño de las empresas existentes en Cataluña, la mayoría de ellas se tendrían que replantear si les vale la pena mantener todos los requisitos que les permitirían aplicar la reducción de la empresa familiar en el impuesto de sucesiones, porque probablemente no les será rentable, a no ser que lo único que deje el causante en herencia sea precisamente la empresa familiar.